Prácticas en Squembri
Contenidos

El papel del becario o becaria, a la hora de realizar sus prácticas profesionales, se ha ido desdibujando hasta convertirse en un borrón donde parece que todo vale. Lo peor de todo es que en muchos casos se ha convertido en una práctica poco ética que las empresas aprovechan para sacar beneficio. Lo ideal es que las propias escuelas velen por la calidad de las prácticas que sus alumnos y alumnas realizan, pero sabemos que no todas lo hacen; el principal problema causante es la falta de transparencia y de principios que demuestran muchas empresas del sector. 

Para mí (y en consecuencia para Squembri) las prácticas son un programa formativo de una duración determinada en la que estudiantes de una especialidad deben enfrentarse a situaciones reales tutorizados en todo momento por un profesional senior en una empresa real. Durante dicho periodo de prácticas deben conocer el funcionamiento interno de una agencia, enfrentarse a retos y sobre todo formarse. Hacer prácticas no consiste en trabajar en proyectos reales -aunque se puede dar el caso-, es aprender de la mano de profesionales en activo de la realidad de un encargo, sus fases o hitos, el cómo debe presentarse un proyecto o cuál debe ser el trato hacia el cliente.

Unas buenas prácticas son una gran oportunidad tanto para el estudiante como para la empresa, donde el estudiante puede aspirar a obtener su primer contrato de trabajo y la agencia puede detectar talento y formar a futuros miembros del equipo. En Squembri tenemos varios ejemplos reales: Manuel Ceballos, Borja Fernandez o Ramón Ruiz han sido estudiantes en prácticas que acabaron formando parte de la agencia. Pero en ningún momento ese posible contrato futuro debe ser la baza para que el estudiante tenga que “trabajar” en proyectos reales sin tutorización, echar horas extra o trabajar gratis una vez las prácticas han finalizado. Y eso pasa, muchos y muchas nos lo habéis contado.

Las prácticas son algo muy serio y por eso tenemos diseñado un programa interno en el que nosotros seleccionamos a los estudiantes que pasarán a acompañarnos durante su proceso de aprendizaje y les estipulamos las fases que deben cumplir para sentir lo mismo que un profesional. Para nosotros supone un esfuerzo formativo, se trata de un trabajo que sirve principalmente para recrear la experiencia laboral de la mano de un compañero o compañera con más experiencia, pero nos satisface enormemente y también nos refresca el hemisferio derecho del cerebro (el creativo) con nuevas ideas, tendencias y talento contemporáneo. Consideramos amigos y amigas a prácticamente todos los chicos y chicas que han pasado por ese programa interno y celebramos todos y cada uno de sus triunfos, dentro o fuera de nuestra agencia de publicidad en Granada y Málaga.

Llegados a este punto, y especialmente si eres estudiante, me gustaría darte algunos tips a la hora de enfrentarte a la posibilidad de hacer prácticas profesionales en una agencia de publicidad o un estudio de diseño como el nuestro. También pueden servir a aquellos que estén pensando en ofertar una plaza de becario o becaria y lo quieran hacer bien:

  1. No aceptes prácticas no regladas o cantos de sirena. Huye y no mires atrás.  
  2. No basta con mandar un mail sin alma a cientos de empresas. Se trata de seleccionar un máximo de 5 o 10 empresas que te gusten de verdad y hacerles llegar tu solicitud de la manera más creativa posible. Esa selección deberías hacerla con mucho detenimiento, analizando no solo su portfolio o su influencia, sino valorando y analizando profundamente muchos aspectos, como por ejemplo su equipo, valores, portfolio, opiniones, etc. 
  3. Interioriza esto: Hacer unas prácticas en una empresa que se las tome en serio es un regalo. Mostrar gratitud es fácil: cumple los horarios, sé educado y sobre todo abierto a la hora de aprender, porque muchas veces el día a día en una agencia nada tiene que ver con la imagen que te creas en un centro formativo.  
  4. Intenta no ser prepotente. Aunque en tu escuela habrás aprendido mucho y estarás perfectamente preparado, en una agencia vas a obtener el plus de experiencia que te falta. Tu tutor o tutora aquí cumple un papel importante orientándote en el funcionamiento del oficio en el mundo real y es parte de un intercambio de conocimiento enriquecedor para todas las partes. Escucha bien sus indicaciones, porque no es ni tu jefe ni tu maestro, será tu guía.
  5. Demuestra tu valía día a día, no seas un calienta-sillas. Recuerda que si los astros se alinean puedes conseguir trabajo, y quizás sea el trabajo de tus sueños.
  6. No divulgues lo que veas. Dentro de la profesionalidad está la discreción. Hay agencias que te harán firmar un contrato de confidencialidad, como es nuestro caso. 
  7. No ejecutes ningún trabajo que no tenga que ver con tu convenio de prácticas o tus estudios realizados. Es decir, si estudias diseño gráfico no aceptes que tus prácticas consistan en crear una BBDD de posibles clientes o redactar artículos para un blog, si eres estudiante de Publicidad no aceptes atender las llamadas y enviar facturas. Si una empresa te exige ese tipo de tareas es por dos motivos: No va contar contigo una vez finalices las prácticas y no confía en tu trabajo. 
  8. Cuida tus relaciones. Normalmente cuando se terminan las prácticas se acaba la relación con la empresa -no hablo a nivel personal-, pero un empresario preferirá contratar a personas que ya conoce y que le inspiran confianza, además de que si alguien le pide referencias para un trabajo en otra agencia se acordará de ti. Siembra y recogerás.

Podría darte más consejos en este post, pero preferiría dártelos en persona. Recuerda que en nuestra web tienes un apartado, Talento, en el que podrás enviarnos tu solicitud para poder hacer nuestro programa de prácticas, que además ahora se abre a otros campos que no son solo el diseño gráfico: pueden ser prácticas de publicidad, marketing digital, desarrollo web, etc.

Si sabes lo que quieres contar y sabes a quién quieres contárselo, nosotros sabemos cómo hacerlo.

Pertenecemos a la Asociación Andaluza de Diseñadores, una entidad que impulsa el trabajo realizado en nuestra comunidad autónoma.

Somos socios del Club de Creativos, una organización de referencia que trabaja por unir el talento creativo en nuestro país.

Formamos parte del Club de Directores de Arte de Europa, una institución que apuesta por la excelencia en nuestro continente.